Sobre el tiempo

 

vida solar

La vida solar es la vida que se rige por el Sol, la luz solar.
Se organiza en función del amanecer, salida del Sol, mediodía, puesta de Sol, atardecer y noche.
Un ritmo en constante cambio, debido al ciclo ascendente o descendiente de la luz que marcan
los solsticios, a partir del solsticio de invierno asciende, tras el solsticio de verano desciende.

Ni homogéneo ni mecánico, un tiempo orgánico, ligado a la vida y naturaleza del planeta Tierra.

En Q uno de nuestros pilares estructurales es la vida solar. Durante más de 6 años hemos desarrollado
una forma de vida basada en el tiempo solar, incluyendo también los ciclos lunares (luna nueva, creciente, llena
y menguante) que equivalen al domingo, siendo los solsticios y equinocios las 4 grandes festividades del año solar.

Este reencuentro con la vida solar, no es sólo practicable en el monte donde vivimos, de hecho, para mi empezó en
el año 2000 en plena gran urbe con la necesidad instintiva y voluntad de guiarme por la luz del sol y la temperatura.
Tengo la firme convicción de que la vida solar es la forma de vivir más inteligente, y por ello sostenible, en este planeta;
y que tarde o temprano, se empezarán procesos de reintegración de dicho tiempo orgánico en la sociedad humana.
Dejar de guiarse por el Sol para seguir al reloj, es un efecto del llamado "progreso" del viejo paradigma.
Tender hacia un tiempo solar, en el mundo laboral y en el ocio, en contextos urbanos y rurales, ...
es uno de los grandes retos del nuevo paradigma cultural.

Alinear el bioritmo del cuerpo con los ritmos y ciclos del Sol y la Luna.



Q un modelo de vida orgánica


El modelo que exponemos es sólo un ejemplo posible, adaptado a la vida de campo y la vida espiritual.

Siempre pueden haber excepciones, imprevisibles o emergencias, pero la tendencia es esta.



El dibujo representa 1 día (24h), la proporción de día-noche es según los equinocios, donde más o menos hay tanto día como noche.
cuanto más cerca del solsticio de verano más día y menos noche, cuando más cerca del solsticio de invierno menos día y más noche.


Tiempos laborales orgánicos según
horas de luz solar y actividades estacionales.

La jornada laboral es siempre la mitad del día, y oscila entre unas 2 horas (cerca del solsticio de invierno, periodo de menos luz)
a 6 horas (cerca del solsticio de verano, periodo de más luz).
Generalmente son las mañanas, excepto en períodos o días fríos (final de otoño-invierno) que suelen ser las tardes.
Los trabajos varían en función de la estación y climatología del momento.
En primavera es predominante el huerto, en verano regar y atender los retiros, en otoño mantenimientos y leña.
A partir del solsticio de invierno hasta el último tercio de invierno descansamos de las actividades de subsitencia, según circunstancias.

Sucede algo maravilloso, y es que cuanto más vida solar introduces en tu vida, más orgánica se vuelve también tu mente.
Es un proceso, hay que vivirlo para comprender qué es y qué implica una ‹‹mente orgánica››!